coronavirus

Por Marcelo Lobos De Geyter, Socio Fundador y Director de 2Talk

Sin duda en muchas transnacionales se está estilando el teletrabajo (home office) como parte de las políticas de la empresa. Varias son las aplicaciones que hoy existen y que pueden hacer de esta forma de trabajo uno más práctico y viable como Teams, Slack, Google Hangouts, el propio What’sApp, etc. Pero, ¿qué pasa en la gran mayoría de las medianas empresas de nuestro país cuando el coronavirus y la cuarentena nos obliga a cuidarnos y a trabajar desde casa si no tenemos esta costumbre?

Nadie nos ha preparado, para lidiar con nuestros propios hábitos y cultura en casa, y me atrevería a decir que la autodisciplina para lograrlo debe ser excepcional.

A continuación van algunas sugerencias que te pueden servir.

Desde la mirada del líder:

Si ejerces un rol de líder, debes generar en tu equipo de trabajo la conciencia que esta medida es necesaria para el cuidado de todos y cada uno de los colaboradores, de sus familias y del país. Es clave comprender que no son vacaciones, que el trabajo continúa y que el foco es reducir el contagio y cuidarnos entre todos.

Se debe mantener un seguimiento del estado de salud de las personas de la empresa.

Es relevante el establecimiento de plazos y fechas, además de los horarios de inicio y término de la jornada. Es decir, tener claridad en las horas en que cada uno estará disponible. ¿Serán los mismos horarios que los presenciales? Habrá mayor flexibilidad para los cumplimientos dadas las tensiones que provoca el escenario sanitario?

¿Cuál será la forma de estar conectados: utilizaremos una aplicación? ¿O bastará con los teléfonos? ¿Estableceremos protocolos de llamadas, considerando por ejemplo quién contacta a la jefatura?

Son algunas de las preguntas que hay que resolver antes de implementar el teletrabajo.

Es muy relevante que empoderes a los equipos, así cada uno se apropiará de su tarea y estará atento a cuidar la calidad del trabajo y los tiempos de cumplimiento. En caso de retrasos, establecer de antemano a quién se debe informar ¡La impecabilidad de cada trabajador sigue en juego!

Terminando la contingencia del Coronavirus, se esperará la vuelta al trabajo presencial, y tanto el aviso de la fecha como las condiciones de la vuelta deberán ser informadas por los canales oficiales a tiempo.

Tal vez la evaluación de esta experiencia de trabajo a distancia, genere nuevas formas flexibles de trabajo


Desde la mirada del colaborador:

Siendo colaborador de una empresa, debemos recordar que como en cualquier forma de trabajo, hay que tener claro lo que se tiene que hacer, revisar y preguntar detalladamente por las condiciones de satisfacción de lo que se me ha encomendado como parte de mi responsabilidad

Como teletrabajadores también debemos hacernos cargo de quienes habitan en nuestra nueva oficina (hogar) y de nosotros mismos en este contexto.

Es importante declarar en casa que esta es una nueva modalidad de trabajo y que aunque estés presente, estás en horario laboral. Declara espacios de tiempo, aunque no sean exactos para tu mayor focalización. Siempre será bueno que el resto de los integrantes de la familia dimensionen desde qué momento podrán volver a contar contigo.

Busca un espacio cómodo, idealmente aislado de los lugares que habitualmente utilizas y evita pasearte. De lo contrario, estará en riesgo tu concentración y la tentación de compartir con tu familia, siendo muy probable que en estas semanas estén asimismo en cuarentena.

Prepara un espacio para tus video conferencias, cuidando que no se expongan las rutinas familiares

Si tienes niños pequeños, mejor no correr riesgos y guardar documentos y computador portátil al cerrar el día. Quizá vale la pena desinstalar tu oficina improvisada e instalarla diariamente.

Todo lo anterior tiene que ver con la generación de hábitos y costumbres, pero nada de ello es posible, sin la voluntad y compromiso de cada persona.

Podemos cumplir a tiempo y avanzar con lo que teníamos propuesto junto con velar por la salud de nuestra familia y del país.


Finalmente, desde lo profundamente humano:

Hoy quizá la paradoja que enfrentamos, es que en todo momento tendremos que cuidarnos del contacto físico por las posibilidades de contagio y mantenernos a distancia, pero por otra parte, será una oportunidad para aprovechar la intimidad del hogar, permitiéndonos disfrutar el contacto y el contagio del amor familiar. Sin duda una gran fortaleza para superar el Coronavirus y mucho más.

Marcelo Lobos De Geyter
Socio Fundador 2Talk
contacto@2talk.cl
www.2talk.cl

       

 

© 2019 2talk

shares